¿Cuándo estoy obligado a hacer la declaración de la Renta? ¿Y el IRPF? 22/03/2018 DESCUENTO DE PAGARÉS

pagared
Comentarios desactivados en ¿Cuándo estoy obligado a hacer la declaración de la Renta? ¿Y el IRPF? 22/03/2018 DESCUENTO DE PAGARÉS

PAGARED entiende que con sólo escuchar la Declaración de la Renta nos da pesadillas, y es que es muy coñazo todo. O eso parece. Sin embargo, una vez que le coges el truco a esto te das cuenta de que no es para tanto. Así que no te preocupes, te voy a proponer algunos trucos que te servirán como aspirina para tu economía y te ahorrará grandes dolores de cabeza.

Y bueno, planteamos la gran pregunta: ¿cuándo estoy obligado a hacer la declaración de la Renta? Pues depende de tu situación. Repasemos los casos en los que sí estarías obligado a presentarla.

Después de leer este post deberás tener muy claro qué datos son los que debes incluir en tu declaración de la Renta, como podrás obtenerlos, qué modelos debes rellenar, cómo hacerlo y que gastos podrás incluir.

¿Cuanto has ganado a lo largo del año?

Como decía Voltaire: “Cuando se trata de dinero, todos son de la misma religión“.  Por lo que todos hablamos el mismo idioma cuando intentamos calcular lo que hemos ganado durante el año, ¿quieres saber cómo obtener los datos necesarios para hacer la declaración de la Renta?, empecemos:

Si eres trabajador por cuenta ajena

Si tienes nómina y trabajas para una empresa o empresario, le debes pedir el certificado de retenciones firmado por la empresa o empresario. Aquí verás todo tu salario que va a tributar en tu declaración a lo largo del año, así como los gastos deducibles que tienes para reflejarlos en tu Renta.

Es importante que si eres trabajador por cuenta ajena, rellenes el modelo 145Así, luego, podrás reflejar tu situación personal para el cálculo del IRPF que te corresponde.

Por ejemplo, si tu estado civil es soltero/a, viudo/a o divorciado, con hijos menores de 18 años a tu cargo, marcarás la situación 1. En éste modelo también hay que decir si tienes descendientes o ascendientes a tu cargo, esto por ejemplo, reduce el importe a pagar en la Renta y en el IRPF de tu nómina.

Siempre debes de tener en cuenta que si tus rendimientos del trabajo son altos y tienes pocos gastos deducibles, pagarás más en la declaración de la renta.

Si eres autónomo/trabajador por cuenta propia

En caso de que seas autónomo, deberás revisar tus ingresos y gastos. Puedes pedir la cuenta de resultados de tu contabilidad a tu asesor o si la llevas por tu cuenta, tendrás que computar todos tus ingresos y los gastos que has tenido durante el año, siempre que estés en estimación directa.

Si tributas en el régimen estimación objetiva, te recomiendo que revises el modelo 131 que presentas, para ver tu volumen de ingresos, o los baremos que influyen al calcular la estimación de los ingresos en tu módulo.

¿Cuándo estoy obligado a realizar la declaración de la renta?

De forma general, y si todo sigue como hasta ahora, aunque te recomiendo que revises la ley,estarás obligado si has tributado desde un solo pagador (la empresa que te paga) más de 22.000 euros anuales.

Si has sido trabajador y te han contratado dos empresas o más el límite es de 12.000€ de un pagador (la empresa que te paga) y la suma de las cantidades percibidas del segundo y restantes por orden de cuantía superen la cantidad de 1.500 euros anuales.

Es decir, te dan un certificado de retenciones de una empresa de 12.500€ y tienes suerte que te contrate otra entidad y te dan otro certificado de retenciones con una cantidad de 1.800€, tendrías que hacer la declaración de Renta.

También te aviso que tengas cuidado en algunos productos financieros que tengas contratado con el banco, ya que aunque no lo creas vas a tener que hacer la declaración y reflejar lo que ganes de él, aunque sea un euro.

Otro caso es que te hayan contratado tres empresas y la suma de las tres pasan de 1.500€ de salario tributable. Si se da esa situación, también tendrás que hacer la declaración.

¡Ah! Y si has sido autónomo en el periodo anterior,  estarás obligado a hacer la declaración y Hacienda no te va a facilitar borrador.

Ya sabemos todos los ingresos, y ahora… ¿Qué gastos puedo incluir?

Después de la reforma de IRPF de 2015 se excluyeron algunos gastos que siempre habían sido contemplados a la hora de hacer la declaración, por ejemplo el alquiler. Si has firmado algún contrato de alquiler de tu nueva vivienda después del 2015, no podrás deducirte las cuotas que hayas pagado.

Si has creado una empresa te podrás deducir el importe de las acciones o participaciones adquiridas.

Tal y como te he comentado, cuenta mucho tu situación familiar, y si tienes hijos a cargo o ascendientes que convivan contigo y empadronados en tu vivienda habitual. Esto siempre supone una deducción bastante importante.

De una forma general debes de tener en cuenta que lo que te ha retenido a lo largo del año y todos los gastos que puedes deducirte en la declaración, forman un cómputo global.

Por ejemplo, no te pueden devolver más de lo que te hayan retenido durante ese año, siempre y cuando te salga a devolver, para que esto suceda tienes que tener más gastos deducibles que ingresos que tributan.

¿Quién está obligado a declarar el IRPF? ¿Qué dice la Ley?

Con carácter general, estás obligado a presentar la Declaración del IRPF si, como persona física, que a lo largo del año vivieron de forma habitual en España, excepto quienes hubieran recibido únicamente algunos de los siguientes tipos de rentas, con los límites determinados en cada caso:

1. Límites de los Rendimientos íntegros del trabajo en la Declaración de la Renta

1. Con carácter general, el límite se establece en 22.000 € brutos anuales, cuando tus rentas generadas procedan de un único pagador. Este límite también se aplica si has tenido varios pagadores en los siguientes supuestos:

  • Que la suma de las cantidades que percibes del segundo y demás pagadores, por orden de cuantía, no superen en su conjunto la cantidad de 1.500 € brutos anuales.
  • Que tus únicos rendimientos del trabajo consistan en pensiones de la Seguridad Social y demás prestaciones pasivas y que la determinación del tipo de retención aplicable se hubiera realizado de acuerdo con el procedimiento especial reglamentariamente establecido. En concreto, este procedimiento tendrías que haberlo solicitarlo durante los meses de enero y febrero del año de declaración con la presentación del modelo 146.

2. Límite en se establece en 12.000€ brutos anuales cuando:

  • Tener más de un pagador, siempre que la suma de las cantidades que recibas del segundo y del resto, por orden de cuantía, superen la cantidad de 1.500 € brutos anuales.
  • Que hayas percibido pensiones compensatorias de un cónyuge o por alimentos, salvo que estas últimas vengan de los padres por decisión judicial. En ese caso, están exentas.
  • Cuando recibas rendimientos íntegros del trabajo sujetos a tipo fijo de retención.
  • O si el pagador de los rendimientos no está obligado a retener (por ejemplo, pensiones procedentes del extranjero).

3. Los rendimientos íntegros de capital mobiliario y ganancias patrimoniales sujetos a retención o ingreso a cuenta, si en cómputo no superan los 1.600€ al año.

3. No superar en conjunto el límite de 1.000€ brutos al año en rentas inmobiliarias imputadas, rendimientos de letras del Tesoro y subvenciones para la compra de viviendas de protección oficial o de precio tasado.

Por otro lado, te libras de declarar el IRPF si sólo recibes rendimientos del trabajo, del capital (mobiliario o inmobiliario), del desarrollo de actividades económicas y ganancias patrimoniales, sometidas o no a retención, cuando la suma de todos ellos no supere 1.000 € brutos anuales y pérdidas patrimoniales de cuantía inferior a 500 €.

Sin embargo, tendrás que presentar declaración del IRPF si pretendes beneficiarte de alguna de las siguientes deducciones o reducciones:

  • Deducción por inversión en vivienda habitual.
  • Deducción por cuenta ahorro-empresa.
  • Deducción por doble imposición internacional.